Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

En la Declaracion de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes se aprobó fue un DECLARACION DE CARACTER POLITICOS ASUMIDOS POR LOS ESTADOS. Estableciéndosela como un marco de cooperación que consta de 23 objetivos que incluyen medidas de aplicación, seguimiento y examen.

Los 23 objetivos, contienen acciones para lograr la migración segura, ordenada y regular a lo largo del ciclo migratorio.

Objetivos:

1.- Recopilar y utilizar datos exactos y desglosarlos para formular políticas, con respeto a la privacidad con arreglo al derecho internacional de los derechos humanos;

2.- Minimizar los factores adversos y estructurales que obligan a las personas a abandonar su país de origen;

3.- Proporcionar información exav=cta y oportuna en todas las etapas de la migración;

4.-Velar por que todos los migrantes tengan pruebas de su identidad jurídica y documentación adecuada;

5.- Aumentar la disponibilidad y flexibilidad de las vías de migración regular;

6.- Facilitar la contratación equitativa y ética y salvaguardar las condiciones de trabajo decente;

7.- Abordar y reducir las vunerabilidades de la migración;

8.- Salvar vidas y emprender iniciativas internacionales coordinadas sobre los migrantes desaparecidos;

9.- Reforzar la respuesta transnacional al trafico ilícito de migrantes;

10.- Prevenir, combatir y erradicar la trata de personas en el contexto de la migración internacional;

11.- Gestionar las fronteras de manera integrada, segura y coordinada;

12.- Aumentar la certidumbre y previsibilidad de los procedimiento migratorios para la adecuada verificación de antecedentes, evaluación y derivación;

13.- Utilizar la detención de migrantes solo como ultimo recurso y buscar otras alternativas;

14.- Mejorar la protección, asistencia y cooperación consulares a lo largo de todo el ciclo migratorio;

15.- Proporcionar a los migrantes acceso a servicios básicos;

16.- Empoderar a los migrantes acceso a servicio básicos

17.- Eliminar todas las formas de discriminación y promover un discursos publico con base empírica para modificar la percepciones de la migración;

18.- Invertir en el desarrollo de aptitudes y facilitar el reconocimiento mutuo de aptitudes, cualificaciones y competencias;

19.- Crear las condiciones necesarias para que los migrantes y las diasporas pueden contribuir plenamente al desarrollo sostenible en todos los países;

20.- Promover transferencias de remesas mas rapidas, seguras y económicas y fomentar la inclusion financiera de los migrantes;

21.- Colaborar para facilitar el regreso y readmisión en condiciones de seguridad y dignidad, así como la reintegración sostenible;

22.- Establecer mecanismos para la portabilidad de la seguridad social y las prestaciones adquiridas;

23.- Fortalecer la cooperación internacional y las alianzas mundiales para la migración segura, ordenada y regular.

Después de leer los compromisos asumidos en 23 objetivos, te invito a reflexionar  como ciudadano y quizás migrante, y evaluar los avances en el cumplimiento de los compromisos –jurídicamente no vinculante– asumidos por los Estados en la implementación de políticas migratorias con visión global, inclusiva en todas las etapas de la migración.

Hoy son ciento de miles de familias, separadas no tan solo por kilómetros, millas sino por la muerte, el dolor que se deriva desde las causas de la migración.

Como ciudadanos todos y comuneros del planeta, debemos cumplir el deber de protegernos los unos a los otros, con la obligación de cumplir nuestros deberes y exigir sin miedo y con voces de dignidad la protección de nuestros derechos humanos.

La doble moral de los Estados en su deber de brindar protección a los migrantes y refugiados, en la cual asumen compromisos ante sesiones diplomáticas y solemnes, son muchas veces el inicio para contabilizar cada ser humano como un número más, que les permite con la complicidad de organizaciones civiles y actores políticos, presentar programas y proyectos con supuesta visión de protección a los migrantes y refugiados, pero la realidad rebasa la ficción, las solicitudes de financiamientos de proyectos multimillonarios supuestamente destinados para la inclusión de migrantes y refugiados, parece no alcanzar los objetivos de protección, sino de reproducción pobreza material y espiritual entre las poblaciones altamente vulnerables. 

Hoy debemos exigir cuentas claras de cada proyecto y programa en nuestros Estados, los ciudadanos deben participar en la planificación, desarrollo, ejecución y transparencia de los programas y proyectos sociales de inclusión en manos de los Estados y Agencias Internacionales, exigir la visión de desarrollo progresivo en nuestros países de acogida, tránsito y destino en cada proyecto.

Por Damarys Rangel

Abogada, Defensora y Activista de DDHH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *