Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
¿Qué es la Ayuda Humanitaria?

Es la solidaridad de los pueblos en situaciones de crisis.
Desde el año 2018, la Organización de Naciones Unidas,  comenzó su labor de ayuda con los venezolanos en Venezuela y sus fronteras, tal y como se puede apreciar del Informe emanado de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), organismo que  promueve la protección de los civiles mediante el apoyo al mandato del Coordinador del Socorro de Emergencia, para destacar las formas de proteger a las poblaciones civiles en los conflictos armados.
Existe el Plan de Respuesta Humanitaria para Venezuela, es un documento elaborado por la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), bajo el liderazgo del Coordinador Humanitario (CH) y el Equipo Humanitario de País (EHP) en cooperación con las y los coordinadores de Clúster y otros actores humanitarios en el país.
La respuesta descrita en este Plan, toma en cuenta el panorama de necesidades Humanitarias de Venezuela que se elaboró en marzo de 2019 que incluye un análisis de necesidades basada en la mejor información secundaria disponible con que contaban las Naciones Unidas y otros actores a la hora de su producción.
Este Plan será monitoreado de manera directa y se señalizarán tanto los logros como los retos a medida que se implemente. Se actualizará posteriormente en base a la evolución de la situación y de la disponibilidad de información adicional y complementaria de nuevas evaluaciones de necesidades.
Del referido Informe se destaca lo siguiente:
  1. El Panorama de las Necesidades Humanitarias de Venezuela (Marzo 2019), se estima que alrededor de siete millones de personas requieren alguna forma de asistencia humanitaria o de protección en Venezuela;
  2.  El Plan tiene sus fundamentos en la estrategia de escalamiento que se inició en octubre de 2018 por Naciones Unidas para responder a las necesidades humanitarias y de otras iniciativas de respuestas implementadas por otros actores humanitarios;
  3. Las Naciones Unidas y otros actores humanitarios responden actualmente a la evolución de la situación humanitaria en Venezuela. En octubre de 2018, las Naciones Unidas puso en marcha una estrategia de escalamiento con un presupuesto de $123 millones de dólares, para responder a las necesidades humanitarias urgentes, con un enfoque particularmente centrado en la atención en salud, nutrición y protección;
  4.  El Plan se basa en la reciente respuesta y logros obtenidos dentro del marco del escalamiento de Naciones Unidas y los esfuerzos de las ONG nacionales e internacionales para responder a las necesidades humanitarias y de protección;
  5. Se ejecuta a personas y zonas más afectadas, a las necesidades humanitarias en el áreas de salud, seguridad alimentaria, nutrición, agua, saneamiento e higiene, protección, alojamiento y enseres y educación;
  6. Los diez estados priorizados en el Plan (Amazonas, Apure, Bolívar, Carabobo, Delta Amacuro, Distrito Capital, Miranda, Sucre, Táchira y Zulia) se determinaron a través de un taller de análisis de vulnerabilidad realizado en Caracas en noviembre de 2018, en el que se establecieron umbrales para definir la escala de vulnerabilidad;
  7. Rendición de cuentas a las poblaciones afectadas de acuerdo con los estándares humanitarios globales y con la Norma Humanitaria Esencial en materia de calidad y rendición de cuentas, las agencias y organizaciones que forman parte del Plan se comprometen a poner a los grupos poblacionales afectados en el centro de la respuesta, asegurándose de que estén involucrados en cada etapa del Ciclo de Programa Humanitario, aumentando así su influencia e incidencia en la definición y mejora de las estrategias de intervención;
  8.  Los retos operativos, los actores humanitarios, incluyendo las Agencias, Fondos y Programas de las Naciones Unidas han establecido la capacidad para llevar a cabo actividades previstas en este Plan y han demostrado su capacidad para llegar a las personas con necesidades agudas a pesar de los recursos limitados disponibles;
  9. La financiación humanitaria para Venezuela, siguen siendo limitadas debido en parte al contexto político y al hecho de que Venezuela ha sido anteriormente un país de ingreso medio/alto;
Planes operacionales de respuesta por clúster:
Agencia líder del clúster: UNICEF
  1. Garantizar el acceso de la población vulnerable (especialmente niños, niñas, adolescentes, mujeres lactantes y gestantes) a los servicios básicos de agua, saneamiento e higiene en los establecimientos de salud y nutrición, instituciones educativas y centros de protección.
  2. Garantizar el acceso a agua, saneamiento e higiene en las comunidades y empoderar a la población para la adopción de prácticas de higiene y el uso adecuado de los servicios WASH.
Agencia líder del clúster: UNICEF 
  1. Mejorar las condiciones de acceso a la educación y la oferta de servicios educativos afectados con el fin de contribuir a la retención escolar y el aprendizaje de calidad de los niños, niñas y adolescentes.
  2.  Fortalecer las capacidades institucionales y técnicas de las comunidades educativas, para garantizar la calidad e integralidad de la enseñanza que contribuya a mantener las escuelas afectadas como espacios protectores de los derechos de NNA.
  3. Fomentar la resiliencia de las comunidades educativas a través del desarrollo de programas sostenibles y adaptados a las necesidades de los grupos vulnerables que garanticen la continuidad de los servicios educativos afectados.
Agencia líder del clúster: UNICEF
  1. Mejorar el acceso a los servicios de salud ambulatorios y programas de nutrición a nivel comunitario dirigido a niños menores de 5 años y mujeres embarazadas y en período de lactancia para la prevención de la desnutrición aguda y las deficiencias de micronutrientes. 
  2. Mejorar el acceso y la prestación de los servicios de salud ambulatorios, hospitalarios y comunitarios para el manejo de la desnutrición aguda como parte de los esfuerzos de reducción de la morbilidad y mortalidad infantil. 
  3. Fortalecer las capacidades de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales en temas relacionados con identificación de la desnutrición aguda y atención nutricional en poblaciones en alta vulnerabilidad.
Agencia líder del clúster: ACNUR (UNICEF para el Área de Responsabilidad de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes y UNFPA para el Área de Responsabilidad de Violencia de Género)
  1. Establecer un mecanismo coordinado de monitoreo de protección que ayude a la respuesta y a la incidencia con las autoridades en favor de la población afectada con un enfoque diferencial de género, edad y diversidad.
  2.  Proporcionar asistencia y servicios de protección especializados a la población meta. Agencia líder del clúster: ACNUR (UNICEF para el Área de Responsabilidad de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes y UNFPA para el Área de Responsabilidad de Violencia de Género) 
  3. Fortalecer la resiliencia y mecanismos de empoderamiento de la comunidad, las familias y las personas afectadas por la crisis para promover un ambiente favorable de protección.
  4. Fortalecer las capacidades de las instituciones del Estado, organizaciones humanitarias y la sociedad civil, para evaluar, analizar, prevenir y responder a las necesidades de protección. Objetivo 5 Contribuir a aumentar el acceso de la población meta a un alojamiento seguro, energía y enseres básicos reforzando la resiliencia bajo un enfoque de protección;
Agencia líder del clúster: Organización Panamericana de la Salud;
  1. Garantizar el acceso a los servicios críticos y esenciales de salud incluso mediante el fortalecimiento de la capacidad operativa y funcional de los servicios críticos y esenciales en los establecimientos de salud.
  2. Responder a las necesidades priorizadas relacionadas con enfermedades transmisibles, no transmisibles, salud de la mujer, materna, neonatal, niñez y adolescencia, privilegiando la participación comunitaria.
Agencia líder del clúster: FAO
  1. Proporcionar asistencia alimentaria inmediata y oportuna, para estabilizar o mejorar el consumo de alimentos a los hogares y/o individuos vulnerables más afectados sin dañar las costumbres y el hábitat;
  2.  Mejorar y fortalecer el derecho a la alimentación a las personas más vulnerables tomando en cuenta el acceso a otros derechos básicos, como él de la educación y de la salud. 
  3. Contribuir a la restauración, mantenimiento y protección de los medios de vida y mejorar la resiliencia de los hogares y las comunidades a través de actividades que contribuyan a mejorar el acceso, proteger o crear activos productivos y/o servicios básicos, incluida la infraestructura comunitaria y de mercado sin dañar las costumbres y el hábitat;
Agencia líder de clúster: OCHA
  1. Lograr una respuesta humanitaria bien coordinada y oportuna a través de estructuras estratégicas y operativas establecidas al nivel nacional y regional. 
  2. Asegurar una gestión de la información humanitaria efectiva y el establecimiento de sistemas de recolección de información para apoyar el análisis de necesidades, respuesta y la identificación de brechas.
Código de Conducta/Normas de participación en el Equipo Humanitario de País, Grupo de Coordinación Interclúster y los Clústeres y participantes en el Plan de Respuesta Humanitaria El Equipo Humanitario de País (EHP) ha sido constituido como un espacio de diálogo, de intercambio de información, coordinación estratégica y operativa entre los actores que realizan un trabajo de carácter humanitario en Venezuela y que se comprometen a seguir ciertas normas que les permiten trabajar de manera abierta, participativa y objetiva, poniendo en todo momento a la persona como centro de sus aportes.
El EHP es liderado por el Coordinador Humanitario, con apoyo de OCHA, e incluye las Organizaciones de las Naciones Unidas, dos ONG internacionales, tres ONG nacionales y unos miembros observadores.
El Grupo de Coordinación Inter-Clúster incluye los coordinadores de siete clústeres operacionales: Seguridad Alimentaria (liderado por FAO), Agua, Saneamiento e Higiene (liderado por UNICEF), Nutrición (liderado por UNICEF), Educación (liderado por UNICEF), Salud (liderado por OPS), Alojamiento, Energía y Enseres (liderado por ACNUR) y Protección (liderado por ACNUR y con áreas de responsabilidad de Protección de los niños, niñas y adolescentes (liderada por UNICEF) y Violencia Basado en Genero (liderada por UNFPA).
Para lograr un trabajo adecuado los miembros del EHP, Grupo Inter-Clúster y de los sectores y Áreas de Responsabilidad (Protección de niños, niñas y adolescentes y Violencia de Genero) deberá seguir los principios humanitarios que son rectores de su desempeño:
• Humanidad. El sufrimiento humano debe de ser atendido dondequiera que se encuentre. El objetivo de la acción humanitaria es proteger la salud y la vida, y garantizar el respeto de los seres humanos.
• Neutralidad. Los actores humanitarios no deben tomar partido en las hostilidades y en las controversias de orden político, racial, religioso o ideológico. • Imparcialidad. La acción humanitaria debe proporcionarse en función de la necesidad, dando prioridad a los casos más urgentes y sin hacer distinciones sobre la base de la nacionalidad, raza, sexo, creencias religiosas clase u opinión política.
• Independencia operativa. La acción humanitaria debe de ser autónoma de los objetivos políticos, económicos, religiosos y militares o de otro tipo que cualquier agente humanitario pueda tener respecto a las zonas donde se estén ejecutando medidas humanitarias.
• “No hacer daño”, los actores humanitarios tienen la responsabilidad de analizar los impactos y consecuencias al nivel social, económico, ambiental y humano que conllevan sus acciones humanitarias, asumiendo el compromiso de “no hacer daño”. Deberá considerar tanto en su actuación como en su relación de trabajo dentro del EHP y sus sectores de trabajo, siendo este un trabajo participativo y con la finalidad de promover un aporte positivo se pide a los miembros del EHP y socios que participen de foros de coordinación sectorial y acciones dentro de este marco de coordinación y que deberán procurar el seguir ciertos principios que permiten una asociación efectiva.
• Igualdad. La igualdad impone el mutuo respeto entre los miembros de la asociación, con independencia de su tamaño y poder. Los participantes deben respetar sus respectivos mandatos, obligaciones e independencia y reconocer las limitaciones y compromisos de cada uno. El mutuo respeto no ha de impedir que las organizaciones tengan desacuerdos constructivos.
• Transparencia. La transparencia se logra mediante el diálogo (en pie de igualdad), con especial hincapié en las consultas tempranas y el intercambio anticipado de información. Las comunicaciones y la transparencia, incluida la transparencia financiera, realzan el nivel de confianza entre las organizaciones. • Enfoque orientado hacia los resultados. La acción humanitaria eficaz se debe basar en la realidad y estar orientada hacia la acción. Ello requiere una coordinación orientada hacia resultados, con el sustento de capacidades efectivas y competencias operacionales concretas.
• Responsabilidad. Las organizaciones humanitarias tienen una obligación ética mutua de cumplir responsablemente sus cometidos, con integridad y de manera pertinente y apropiada. Deben velar por comprometerse a realizar actividades únicamente cuando disponen de los medios, las competencias, los conocimientos y la capacidad para dar efecto a esos compromisos. También se debe empeñar un esfuerzo constante por prevenir de manera firme y decisiva los abusos que pueda cometer el personal humanitario.
• Complementariedad. La diversidad de la comunidad humanitaria es un valor positivo si aprovechamos nuestras ventajas comparativas y ANEXOS 51 complementamos nuestras respectivas contribuciones.
 La capacidad local es uno de los valores más importantes que debemos mejorar y que debe servir de sustento a nuestra acción. Dentro de lo posible, las organizaciones humanitarias deberían tratar de que forme parte integrante de la respuesta de emergencia. Hay que superar las barreras lingüísticas y culturales. Las organizaciones humanitarias deberían estar comprometidas a la implementación adecuada de políticas de prevención del Abuso, así se pide a los miembros del EHP y a los socios de los sectores y Áreas de Responsabilidad tener: Política de tolerancia Cero PSEA.
Ver informe: 
https://reliefweb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/20190814%20HRP_VENEZUELA.pd
Resumen redactado por
Damarys Rangel
Abogada/Defensora de DDHH














Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *