Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El derecho a la vida de los niños impone a los Estados la necesidad de adoptar  medidas o cuidados ante una situación específica en la que se encuentran los niños, tomando en cuenta su debilidad, inmadurez o inexperiencia, debe prevalecer el interés superior del niño, en el preámbulo de la Convención sobre los Derechos del Niño se establece que éste requiere “cuidados especiales”, y el artículo 19 de la Convención Americana señala que deben recibir “medidas especiales de protección”.

Cuando un Estado ha  aplicado o tolerado en su territorio una práctica sistemática de violencia contra niños en situación de riesgo (niños en condición de calle, tráfico, prostitucion, secuestros, denegación de justicia en procesos judiciales), es evidente que se violan  los derechos de los niños sus derechos se encuentran en riesgo, cuando los Estados no evitan que los niños sean lanzados a la pobreza, miseria, al abandono,  a la restricción de sus derechos privandoles de las condiciones de vida digna e impidiendoles “el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad”, a pesar que todo niño tiene derecho  a alentar un proyecto de vida que debe ser cuidado y fomentado por los poderes públicos para que se desarrolle en su beneficio y en el de la sociedad a la que pertenece, consecuencialmente se atenta contra la integridad física, psíquica y moral, y hasta contra su propia vida y de la sociedad futura, los niños de hoy serán los ciudadanos del mañana, debemos aportar a nuestros niños, niñas y adolescente entornos seguros, condiciones de seguridad y orientación en sus ideas, pensamientos, la orientación correcta desde una autoridad (padres y representantes)  respetuosa, que les permita reconocerse y conocerse como un sujeto pleno de derechos, capaces de controlar sus pensamientos con criterio, la familia como núcleo esencial de la sociedad debe integrarse con prácticas de valores éticos, el futuro nos obliga a  tomar las riendas de nuestro presente, de nuestro decir, de nuestras omisiones y acciones.

Padres, Madres, Abuelos, Tíos, Hermanos, dirigentes sociales, miembros todos de una comunidad, debemos resguardar el derecho a la vida de nuestros niños, ello son el futuro de este planeta, educando con prácticas desde el amor y formaremos hombre y mujeres honestos, capaces de enfrentar cualquier situación difícil y buenas, el control de un entorno seguro en la infancia impacta la personalidad de nuestros pequeños. 

IDENTIFICA Y RECONOCE EL DERECHO DE CULTIVAR LIBREMENTE TUS PENSAMIENTOS, PORQUE LOS PENSAMIENTOS IMPACTAN NUESTRAS EMOCIONES Y NUESTRO ENTORNO

#derechos #ddhhuniversal #libre albedrío#emociones #laabundanciadelmigrante @ddhhuniversal 


Damarys Rangel

Abogada/Presidente @ddhhuniversal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *